Construccion6.jpg
Construccion6.jpg

Inversión en construcción crecería 7,3% en 2013

27 / 12 / 12

La inversión en construcción registraría el próximo año un crecimiento de 7,3% anual, según estima la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). Este incremento estaría impulsado principalmente por el subsector Infraestructura Privada –que explica dos tercios de la inversión total en construcción–, el cual compensaría en parte el menor aumento que exhibiría el subsector Vivienda durante 2013.

Esta proyección, sin embargo, podría variar al alza si el PIB del país se ubica por sobre el rango anunciado por el Banco Central, a consecuencia del dinamismo de la demanda interna. En tal caso, la inversión en construcción aumentaría en 2013 en torno a 9% en doce meses.

Por el contrario, de presentarse un escenario externo negativo, el incremento de la inversión en construcción podría bordear el 5% anual, ya que una mayor incertidumbre en los mercados financieros internacionales incidiría negativamente en las condiciones crediticias para nuestro sector y sus expectativas de crecimiento.

“Otro aspecto que podría hacer variar negativamente nuestras estimaciones es que cerca de la mitad de los proyectos de energía incluidos en el catastro de la Corporación de Bienes de Capital aún no inicia sus obras, lo que, a su vez, genera incertidumbre sobre un número importante de inversiones asociadas al sector minero, todo lo cual afecta la actividad de la construcción”, afirmó Marcela Ruiz-Tagle, coordinadora económica de la Gerencia de Estudios de la CChC, durante la presentación “Balance 2012 y Proyecciones 2013” que realizó el gremio, a partir de los datos de su informe Macroeconomía y Construcción (MACh).

Ruiz-Tagle sostuvo, además, que “en 2012 la inversión sectorial crecerá 8,8% anual, ubicándose por sobre el promedio histórico. Ello se explica, en parte, por las condiciones macroeconómicas internas que han estimulado la demanda de obras en distintos sectores productivos del país”.

Subsector Vivienda

En el ámbito de la Vivienda Pública, al 31 de octubre de 2012 –último dato registrado para la elaboración del informe MACh– se otorgaron 84.235 subsidios del Programa Regular. Los montos más significativos corresponden a 30.639 subsidios del DS 01, para sectores emergentes y medios; 22.548 del DS 49, para grupos vulnerables y 24.318 del Programa de Protección al Patrimonio Familiar (PPPF). Esto equivale a un avance de 63% en relación a la meta para el año.

Por su parte, al 31 de octubre de 2012 se pagó un total de 74.024 subsidios del Programa Regular, de los cuales 17.662 corresponden al Programa Fondo Solidario de Vivienda 1 (FSV1) y 418 al DS 49, que reemplazó al FSV1. Asimismo, de enero a octubre de 2012 se pagaron 10.310 subsidios del DS 01, que reemplazó a los programas DS 40 y FSV2, de los que se pagaron en el período 3.751 y 1.027 subsidios, respectivamente.  

En lo que respecta al Programa de Reconstrucción, durante el periodo abril 2010-octubre 2012 se entregaron casi 125.000 obras (41.000 viviendas y 84.000 reparaciones). A octubre de 2012, se contabilizaban 66.000 obras en construcción (56.000 viviendas y 10.000 reparaciones). Y aún quedan por iniciarse 31.000 obras, correspondiendo la mitad a generación de viviendas.

Para el año 2013 el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) ha comprometido 50 millones de UF para su Programa Habitacional, equivalente a la entrega de 200.000 subsidios, aproximadamente. El 50% de éstos se destinaría a la adquisición de viviendas (programas DS 01 y DS 49) y el 50% restante, al programa de reparación de viviendas (PPPF).

La coordinadora económica de la Gerencia de Estudios de la CChC destacó que, “según los datos disponibles, en 2013 los subsidios del programa DS 01 aumentarían 15% respecto de 2012, mientras que los subsidios del programa DS 49 se incrementarían en 49%”. Esta información se oficializará una vez publicada la circular Nº 2 del Minvu, en los primeros meses de 2013.

En lo que respecta al mercado inmobiliario privado, la fuerte dinámica de adquisición de viviendas –que se refleja en dos años de récord de ventas, luego de la profunda caída observada durante 2008 y 2010– hace suponer que el año 2012 concluirá con una cifra de 37.500 unidades vendidas en el Gran Santiago y 69.500 a nivel nacional, lo que representa un avance anual de 24% y 18%, respectivamente.

Pese a lo anterior, Ruiz-Tagle estima que en 2013 la tasa de inversión asociada a este subsector se situará en torno a 3%, cifra levemente por debajo de la registrada este año.

Subsector Infraestructura

En cuanto a la inversión en Infraestructura Pública, cabe indicar que en los últimos meses se observó una menor ejecución del presupuesto del Ministerio de Obras Públicas (MOP) respecto de lo programado. De ahí que, para alcanzar a ejecutar el presupuesto del año, dicha Secretaría de Estado debiera asignar en diciembre alrededor de US$ 460 millones, equivalente a 22% del presupuesto total del año.

En lo que respecta a la ejecución del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR) –que equivale a cerca del 60% del presupuesto anual del MOP– en octubre alcanzó 72,6%, observándose el mayor gasto en la región de Los Ríos (82,7%) y, el menor, en la Región de Atacama (52,1%).

Para 2013 el presupuesto del MOP se incrementó 2,8%, registrándose la mayor expansión en inversión real para el programa de Agua Potable Rural, mientras que la mayor expansión en términos monetarios corresponde a la Dirección de Vialidad del MOP. Ello más que compensaría la menor actividad del plan de inversiones en concesiones, así como también el incremento del presupuesto de arrastre del Ministerio de Obras Públicas.

Cabe destacar que durante el próximo año el mayor dinamismo de la actividad de la construcción continuará asociado a iniciativas de inversión en los sectores Minería y Energía, los cuales concentran el 86% de la inversión privada esperada para el quinquenio.

Sin embargo, tal como se señaló, el mayor riesgo de incumplimiento de proyecciones de inversión en infraestructura para 2013 se concentra –precisamente– en este último sector, debido a incertidumbres relacionadas a la concreción de proyectos energéticos y su impacto en los proyectos mineros y en las posibilidades de crecimiento del país en general.

En cuanto al mercado laboral –un tema que ha estado muy presente en la agenda de la construcción, dado su impacto en los costos de producción–, la tasa de desempleo promedio para 2012 rondará el 8%, mientras que el incremento de la fuerza laboral en el sector, junto a la desaceleración esperada para la actividad, incidirán en que ésta se eleve a 8,7% en 2013.

Balance 2012 y Proyecciones 2013

Ver Informe MACh 37

Las proyección para el 2013 estaría sujetas al comportamiento de la economía internacional y materialización de proyectos energéticos.