Jacqueline-Leiva.jpg
Jacqueline-Leiva.jpg

Manejo responsable de los escombros

08 / 10 / 12

El rubro de la construcción en nuestra ciudad vive un momento de desarrollo económico único. El explosivo aumento demográfico experimentado en los últimos años y las estimaciones de crecimiento para las próximas dos décadas no solo generan grandes oportunidades de negocio, sino que también, enormes desafíos a conjugarse con un progreso sustentable. A nivel nacional, la construcción es uno de los rubros de mayor influencia; responsable del 9% del PIB, con inversiones cercanas a los US$ 15.600 millones y con casi 500.000 personas empleadas, equivalente al 8% del total de ocupados del país. Pero sin duda que son otras las cifras las que nos preocupan: en nuestro país los residuos de la construcción corresponden al 56% de los residuos industriales, presentando un incremento del 72% en la última década, siendo aquellos mal gestionados, los principales responsables de la aparición de basurales y vertederos clandestinos.

Y es que en la actualidad no existe una legislación adecuada en torno al tema, la morfología de Antofagasta facilita el acceso a quebradas usadas como botaderos ilegales y a ello se suma, que el nuevo relleno sanitario que la Municipalidad pondrá en funcionamiento próximamente no permitirá el ingreso de residuos de demolición (DS 189, art 57), generando  mayor incertidumbre respecto del destino final que éstos tendrán.

Por ello como gremio nos planteamos el desafío de diseñar un Modelo de Gestión Integral de Residuos de la Construcción, conocidos como RESCON (todo aquel material de desecho generado por la actividad de remodelación, excavación, demolición o construcción de una obra tanto pública como privada), en alianza con el Departamento de Gestión de la Construcción de la Universidad Católica del Norte y por supuesto, con nuestras empresas socias, a quienes queremos concientizar sobre la importancia de introducir nuevas tendencias en la gestión de sus residuos, con mayor respeto al medio ambiente, optimización de recursos y materiales, lo que se traduce en una mejora económica del resultado de las obras. Conociendo el tipo de desecho  y la cantidad que se genera en la región, creemos posible generar ideas para una política de manejo y la creación de un punto certificado de acopio, lo que sin duda aportará a mejorar nuestra ciudad y la calidad de vida de sus habitantes.

Jacqueline Leiva Jurac
Presidenta Delegación Antofagasta
Cámara Chilena la Construcción

Como gremio nos planteamos el desafío de diseñar un Modelo de Gestión Integral de Residuos de la Construcción, conocidos como RESCON.