cchc-DISCURSO DANIEL HURTADO PAROT- NUEVO PRESIDENTE 2012-2013
cchc-DISCURSO DANIEL HURTADO PAROT- NUEVO PRESIDENTE 2012-2013

DISCURSO DANIEL HURTADO PAROT- NUEVO PRESIDENTE 2012-2013

24 / 08 / 12

En primer lugar, quisiera agradecer –a título personal y en nombre de Jorge Mas y Sergio Torretti– el respaldo que ustedes nos han brindado al elegirnos como la nueva Mesa Directiva Nacional de la Cámara Chilena de la Construcción, manifestación de confianza que recibimos con mucho orgullo, pero también conscientes del compromiso que ese apoyo significa.

Nos han encomendado una gran tarea, la que asumimos con la seriedad y la responsabilidad que amerita ser los representantes de los empresarios de la construcción, quienes hemos conformado uno de los gremios más importantes de Chile y pilar fundamental de su desarrollo y progreso.

Más desafiante aún es esta tarea teniendo en cuenta la destacada gestión que encabezara nuestro ahora past presidente, Gastón Escala, a quien aprovecho de hacer un sincero y afectuoso reconocimiento por la dedicación y la entrega en estos dos años. Nos deja una meta muy alta y difícil de superar, pero sabemos que contaremos con él para hacerlo.

Una revisión de lo que es la industria de la construcción y de lo que ha sido nuestra historia gremial da cuenta de cuán importante y trascendente es el desafío que hemos asumido hoy como Mesa Directiva.

Nuestra actividad da trabajo directo a más de 680.000 personas y representa cerca del 7% del Producto Interno Bruto, cifra que esperamos se incremente en el futuro próximo.

Es además una aliada estratégica para la materialización de los proyectos de prácticamente todos los demás sectores productivos, a la vez que las obras que ejecutamos juegan un papel fundamental en el desarrollo del país y el mejoramiento de la calidad de vida de la población.

También es un sector altamente atomizado, que congrega una multiplicidad de empresas grandes, medianas y pequeñas, las que desarrollan proyectos inmobiliarios y de infraestructura –tanto con financiamiento público como privado– a lo largo y ancho de todo Chile. La transversalidad y la presencia nacional del gremio están plenamente justificadas a partir de esta realidad.

Otro de nuestros sellos característicos, y que ustedes bien conocen, ha sido la vocación social de nuestros asociados, que se traduce en que históricamente el gremio –quizás como ningún otro– ha impulsado múltiples iniciativas para mejorar las condiciones de vida de los trabajadores de la industria de la construcción y de sus familias.

A partir de este contexto, nuestra misión ha sido y seguirá siendo contribuir al desarrollo del sector, de sus trabajadores y del país en su conjunto. De hecho, continuaremos trabajando fuerte para ser el gremio que se merece un Chile desarrollado.

Para ello, la principal tarea de esta nueva Mesa Directiva será consolidar definitivamente los tres ejes de nuestra planificación estratégica. Ello implica fortalecer la voz de esta asociación gremial, mejorar los servicios para los socios y focalizar preferentemente en los trabajadores de la industria de la construcción los proyectos sociales y la labor de nuestras entidades.

 

En lo que respecta a la voz del gremio, y producto de su amplia representatividad, nuestra organización ha tenido siempre el mandato de aportar tanto en la discusión de políticas públicas vinculadas al sector como en el debate de los temas-país que inciden en el desarrollo y la competitividad nacional.

Aspiramos a seguir siendo, cada vez con más fuerza, un referente de opinión ante las autoridades con las que nos relacionamos y ante la comunidad en su conjunto. Debemos continuar mejorando en este aspecto y nos aseguraremos de que así sea.

Para ello, mantendremos un contacto permanente con nuestros comités gremiales y con las delegaciones regionales, puesto que entendemos que uno de sus deberes es aportarnos los contenidos de la comunicación que activamos hacia nuestros distintos públicos de interés.

Sólo a modo de ejemplo, es imposible no reconocer el buen momento por el que actualmente pasa la mayoría de quienes integran los comités Inmobiliario y de Contratistas Generales. Sin embargo, si queremos que esta realidad se haga extensiva a quienes conforman los demás comités, debemos escucharlos y apoyarlos cada vez que sea necesario. Queremos que nuestra voz sea escuchada y nuestros aportes recogidos en las instancias que corresponda.

Cabe mencionar que para cumplir con este propósito es imprescindible que todos los socios cumplan a cabalidad nuestro Código de Buenas Práctica en la Industria de la Construcción. Es lo que la sociedad nos exige.

Debemos, entre otras tareas, cuidar y mantener una relación y un trato óptimo con nuestros trabajadores, jugar siempre limpio con nuestros competidores y proveedores, proteger el medio ambiente y buscar los mecanismos para ser un aporte para el conjunto de las personas, lo que incluso trasciende la calidad de los producto que generamos directamente.     

El segundo eje de nuestra planificación estratégica apunta a mejorar los servicios que, como gremio, ponemos a disposición de nuestros socios.

Al respecto, creemos fundamental incentivar una comunicación fluida entre los asociados y sus dirigentes gremiales, de modo que todos tengan el espacio y la tranquilidad suficiente para plantear sus necesidades, a partir de las cuales se debe actualizar de manera permanente la oferta de servicios del gremio. 

Además, fortaleceremos un proceso de mayor participación de nuestras delegaciones regionales, dado que son las que mejor conocen las demandas de sus socios locales.

Con todo, permítanme reiterar que el principal servicios que seguiremos dando a nuestros socios es el de representar sus intereses y ofrecerles herramientas que contribuyan a sus posibilidades de desarrollo, en particular cuando enfrentan momentos difíciles, como suelen ser las crisis económicas.

Es en estos momentos que pondremos nuestro mejor esfuerzo para apoyar especialmente a las empresas medianas y pequeñas que forman el sector.   

Por su parte, el tercer eje estratégico apunta a ofrecer más y mejores oportunidades a los trabajadores de la industria de la construcción y a sus familias para que se puedan forjar un mejor futuro. Esta es una tarea que hemos asumido históricamente y de la cual nos podemos sentir legítimamente orgullosos.

Sin embargo, hoy estamos llamados a apoyar con fuerza la labor que ya desarrolla CChC Social, en cuanto a garantizar que tanto los servicios de nuestras entidades como los proyectos sociales que se implementan año a año tengan en su foco a nuestro trabajadores y la satisfacción de sus necesidades. Nos preocuparemos especialmente de monitorear que este mandato se cumpla a cabalidad.

Ahora bien, y dado los dividendos que recibe el gremio de ILC y el respaldo que le entrega su endowment, creo del todo posible imaginar y llevar a la práctica nuevos proyectos emblemáticos que amplíen para siempre el horizonte de desarrollo de nuestros trabajadores. Por cierto que no somos nosotros, la nueva Mesa Directiva Nacional, los únicos que decidiremos la factibilidad de iniciativas de esta envergadura. Pero el desafío está planteado.

No puedo terminar estas palabras sin antes agradecer muy especialmente a quienes me acompañarán en esta Mesa Directiva Nacional: Jorge Más Figueroa y Sergio Torretti Costa, como primer y segundo vicepresidente, respectivamente; a Ítalo Ozzano, quien liderará nuestra CChC Social, y a Gastón Escala, el cual nos apoyará como past presidente.

Y también creo justo agradecer por anticipado a nuestras familias por todo el tiempo y la cercanía que les quitaremos. 

Estimados consejeros, espero que con su permanente e imprescindible apoyo esta Mesa Directiva Nacional pueda cumplir con las expectativas de todos los socios y con el ineludible deber de aportar al desarrollo del país.

Muchas gracias.