Mercedes-Lillo.jpg
Mercedes-Lillo.jpg

Oportunidades y desafíos para el gran Chillán

09 / 07 / 12

Las ciudades han sido históricamente puntos de intercambio comercial y de interacción entre las personas; actualmente son también los grandes centros a nivel mundial en términos de oportunidades, calidad de vida y generación de innovaciones, situación que se ve reflejada en el continuo aumento de la población urbana en el mundo, la que de acuerdo a datos de la ONU sobrepasó el 50% en 2007.

En Chile aproximadamente el 90% de nuestra población es urbana siendo posible apreciar tres grandes áreas metropolitanas. Tras ellas existe una importante cantidad de ciudades de tamaño intermedio, muchas de ellas capitales regionales, las que han mostrado significativas tasas de crecimiento en los últimos años. Su sostenido y proyectado desarrollo hace augurar que la próxima, será la década de las ciudades intermedias, pasando a cumplir un rol cada vez más destacado en el desarrollo del país. Este esperado crecimiento supone por una parte la aparición de una serie de nuevas y más complejas dinámicas urbanas, las que requerirán la búsqueda de soluciones adecuadas, y al mismo tiempo una serie de desafíos y oportunidades para nuestras ciudades.

Dentro de este grupo está la conurbación de Chillán y Chillán Viejo, o Gran Chillán, que sin duda tiene y tendrá un rol estratégico a cumplir como centro de servicios para la zona del valle central de la región del Biobío. Así como ciudad, debemos hacernos cargo hoy de estos desafíos, buscando solucionar nuestros actuales problemas –como congestión vehicular en el centro, creciente contaminación del aire, que nos ha llevado a ser declarados como zona saturada y la escasez de áreas verdes relevantes, entre otras- para potenciar al máximo las oportunidades que presenta el futuro para el Gran Chillán e impulsar de forma decidida su desarrollo y la calidad de vida de sus habitantes.

En este sentido la Delegación Regional Ñuble de la Cámara Chilena de la Construcción desarrolló durante 2011 el documento “Visión de Ciudad para Chillán y Chillán Viejo” en donde se plantea cual es, en nuestra opinión, la ventaja comparativa de la conurbación y derivados de ella, los principales lineamientos estratégicos y proyectos de corto, mediano y largo plazo para llevarla a cabo.

Como una forma de relevar y continuar el esfuerzo realizado, la próxima semana se conformará una Mesa de Trabajo Público – Privada de alto nivel que buscará definir caminos de acción que permitan resolver nuestros actuales problemas, al tiempo que proponer visiones de futuro para la ciudad, en la que participarán entre otros los señores Alcaldes de Chillán y Chillán Viejo, así como representantes de servicios públicos de forma de poder realizar un análisis integral y comprensivo de nuestra realidad urbana, así como propuestas de acción.

Esto es una invitación a pensar y soñar el Gran Chillán de la próxima década, mediante la construcción de un diálogo sincero y fructífero entre entes públicos y privados que esperamos siente las bases para un mayor y mejor desarrollo de nuestra ciudad.

Por último quisiera destacar que, paralelo a esta reflexión, se elabora la nueva Política Nacional de Desarrollo Urbano, la que sentará las orientaciones principales para el desarrollo urbano futuro del país, en donde las  propuestas de esta mesa podrán igualmente ser presentadas a la Comisión Asesora Presidencial, de forma que el documento final aborde adecuadamente y ofrezca soluciones y respuestas a las problemáticas de ciudades como el Gran Chillán.

Debemos solucionar la congestión vehicular, la contaminación del aire y la escasez de áreas verdes relevantes.