DSC03220.jpg
DSC03220.jpg

CChC Concepción y gremios locales dan a conocer preocupación del sector por escenario energético

29 / 06 / 12

El jueves 28 de junio, el presidente de la Delegación Concepción de la CChC, Mario Seguel, junto a representantes de diversos gremios productivos, a través de una declaración pública, dieron a conocer su opinión respecto al complejo escenario energético por el que atraviesa la región y el país, debido al alto costo que tiene el precio de la energía, situación que se ha convertido en el principal freno que enfrentan las empresas para mejorar sus niveles de productividad y competitividad y que se ha transformado en una verdadera amenaza para el desarrollo de la industria.

El documento señala que actualmente el país para sustentar la actual matriz energética está importando al año US$2.200 millones en combustibles, siete veces más que en 2006 cuando esa cifra era cercana a los US$300 millones, lo que ha supuesto un incremento de US$40 a US$50 por MWh generado.

Indica además que los costos de la energía para el sector industrial se han triplicado en los últimos años y que según cifras de la OCDE, el valor de la electricidad en el país ha subido un 365% desde 1998.

Los dirigentes recalcaron que otro factor, que hace más preocupante esta situación “son los conflictos derivados de la implementación de nuevos proyectos de generación de energía, lo que dificulta el futuro desarrollo industrial de la región”. Hicieron hincapié en señalar que “la institucionalidad no ha funcionado para ordenar y encauzar las demandas de los sectores que se oponen a estas inversiones, lo que ha quedado de manifiesto a raíz de los problemas que enfrentan los proyectos, tanto en la etapa de estudio como de desarrollo”.

Insistieron en que el sistema eléctrico chileno está funcionando al límite lo que podría traducirse en racionamiento o cortes que afectarían no sólo al suministro industrial, sino que también al domiciliario. Por lo mismo indicaron que “urge contar con una mayor generación energética en la región y el país, y que para ello se requiere la aprobación y el apoyo a los proyectos que demuestren cumplimiento normativo con sus correspondientes estudios ambientales y sociales”.

La declaración enfatiza que las últimas demandas y los atentados que han sufrido las empresas que desarrollan estas iniciativas, y sus trabajadores, no generan el ambiente propicio para atraer nuevas inversiones. “Cuando se sobrepasan las instancias de acuerdo son los Tribunales de Justicia la única entidad facultada para establecer compensaciones o indemnizaciones, ya que la actual institucionalidad establece que dichas demandas deben ser recogidas con anterioridad en las declaraciones o estudios de impacto ambiental”, recalcaron.

Por último los dirigentes señalaron que la región del Bío Bío necesita mayores inversiones en materia energética, y para ello “el Gobierno y las autoridades deben generar escenarios de confianza, certeza y estabilidad que contribuyan a concretar exitosamente dichos proyectos”. También hicieron un llamado a todos los actores locales a conversar y elaborar propuestas concretas para buscar acuerdos que permitan lograr un desarrollo energético sustentable para el país. 

Los gremios que se adhirieron a esta declaración fueron: Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Cámara de la Producción y Comercio de Concepción (CPCC), Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes), Asociación Gremial de Exportadores de Manufacturas (Asexma Bio Bio) y la Corporación Industrial para el Desarrollo Regional del Bío Bío (Cidere Bio Bio).

El precio de la energía es el principal freno de las empresas para mejorar sus niveles de productividad y competitividad.