Seminario-Sismo-1.jpg
Seminario-Sismo-1.jpg

CChC y Universidad de Concepción analizan aplicación de norma sísmica en la zona

29 / 06 / 12

De acuerdo a los resultados preliminares del estudio elaborado por la Universidad de Concepción en conjunto con la Delegación Concepción de la CChC y el Gobierno Regional de la Región del Bío Bío, la antigua y también la actual normativa de diseño sísmico, no considera la geología y características dinámicas que presenta el subsuelo de las comunas del Gran Concepción.

Dicha conclusión fue vertida por el ingeniero estructural y especialista en geotecnia, Mario Valenzuela, quien desde fines de 2010 lidera una investigación que pretende recoger los aprendizajes técnicos del último terremoto y de paso aportar con información al proceso de discusión y definición de la reglamentación sísmica.

Este trabajo investigativo, que fue dado a conocer el miércoles 27 de junio en el marco de un foro – panel sobre el tema, se realizó a raíz de un convenio de cooperación que firmaron estas instituciones para desarrollar estudios que entregaran antecedentes más acabados respecto a las condiciones del suelo de la interzona Concepción – Talcahuano.

Según Valenzuela la región fue una de las zonas más golpeadas por el evento, lo que produjo gran daño en las edificaciones de mediana y gran altura. Hizo hincapié en señalar que la normativa vigente recoge principalmente las calibraciones realizadas en Santiago durante los terremotos del año 1985 y parte de la información del terremoto de 2010, antecedentes que luego son extrapolados a las demás ciudades del país. “Dado el conocimiento científico e ingenieril de nuestros tiempos, las normativas de diseño sísmico también deben modernizarse y recoger el examen a escala natural que provoca un terremoto, ese es el desafío”.

De acuerdo al presidente local de la CChC, Mario Seguel, este análisis “es un valioso ejercicio de descentralización en este proceso de aprendizaje tras el terremoto”. El dirigente gremial señaló que durante este tiempo la CChC ha estado generando instancias que permitan internalizar las lecciones dejadas por este evento, por ello valoró el trabajo técnico que arrojará este estudio. “Será un instrumento que aportará a la planificación de nuestra ciudad y que permitirá desarrollar diseños sísmicos de mejor calidad, al contar con información más precisa sobre los suelos en distintos puntos de la zona”.