calama2.jpg
calama2.jpg

Plan Calama para los nuevos tiempos

 

La Delegación Regional El Loa, Cámara Chilena de la Construcción es un gremio altamente comprometido con el progreso y desarrollo sustentable de la provincia de El Loa, por lo que se sumo activamente al llamado de las autoridades gubernamentales para ser un actor clave en el diseño y concreción del Plan Calama para los nuevos Tiempos, CalamaPLUS.

De esta forma, el presidente del gremio empresarial, Carlos Villablanca Hans firmó el acuerdo marco que da vida a este importante proyecto público – privado que promete transformar el futuro de la comuna de Calama y por ende de todos sus habitantes.

Tras participar en una serie de actividades insertas en el proyecto Calama PLUS, surgen al interior del

Consejo Regional El Loa la siguiente reflexión y análisis:

“No es trivial inventar una ciudad, ni menos re-inventarla. Lo anterior porque inventar significa crear algo

que no imaginamos sus resultados, sabemos lo que es una ciudad pero también reconocemos que hay ciudades de ciudades. Crear algo nuevo nos lanza a lo desconocido, una pérdida del control y con ello a contactarnos con la nada… no sabemos nada de nada. Nuestra cultura occidental nos traiciona porque nos lleva a retornar permanentemente al pasado, por ello es más fácil re-inventar algo. Re-inventar es

estar en el pasado, inventar es estar lanzado a lo que no existe, al futuro.

Hoy el encargo es una ciudad, el desafío es diseñar la ciudad desde el pasado presente o hacer historia diseñando sin ningún apego para abrir las posibilidades a las nuevas prácticas que conllevan un nuevo estilo, una nueva identidad. Entendemos que una nueva identidad surge de una narrativa colectiva o relato de un sueño que da lugar a una nueva identidad-ciudad para los jóvenes de los nuevos tiempos.

Lo anterior nos exige que antes de pensar en un sin número de proyectos de arquitectura y urbanismo,

se debe construir una narrativa. Entendiendo que un relato o narrativa es una forma discursiva a través de la cual las personas se organizan, confieren sentido y comprenden sus vidas a partir de sus deseos y esperanzas para articular su futuro. La narrativa configura a las personas su entorno, una cultura emocional compartida dotada de una particular identidad ante el mundo. El reflejo de esta narrativa de

ciudad será el un nuevo Plan Regulador para Calama Sustentable el 2030”.

Tras esta necesaria reflexión, consideramos que el El Plan Calama PLUSS tiene al menos tres partes que se deben considerar y poner en valor:

1.- Un Acuerdo Político para otorgar una viabilidad económica a la ciudad de Calama para el corto, mediano y largo plazo

. Este acuerdo se debe soportar en el corto y mediano plazo en aportes económicos derivados de los programas de RSEmpresarial y RSAmbiental de la industria minera, de sus contratistas directos y de los proveedores indirectos en una primera parte para continuar gradualmente diversificando este aporte en los distintos inversionistas y actores comerciales relevantes de la ciudad. Finalmente la ciudad se debe autofinanciar por sus propios medios incrementando su capacidad de generar ofertas para otros.

2.- Un Acuerdo Técnico, el cual se disgrega en dos componentes:

a) Una visión económica de Calama 2030:

es decir una ciudad con una matriz de múltiples oportunidades de negocios a nivel local, nacional poseedora de una oferta concreta hacia el exterior. Dentro de las nuevas ofertas que se pueden desarrollar nos encontramos con varias condiciones competitivas de nivel mundial, como la mayor concentración de centros astronómicos; también aquí tenemos la mayor concentración productiva de la industria minera. Esta región ofrece la mayor concentración de energía solar y eólica del mundo. Es en este territorio donde existen las condiciones ideales para el deporte de alto rendimiento y el turismo de altura con 360 días de sol, con rutas de complejidad técnica a nivel mundial. A ello se debe sumar le hecho que Calama es la única ciudad altiplánica con posibilidad de ser soporte logístico, de servicios educacionales y de salud para los países vecinos, y desde tiempos remotos ha tenido vocación de puente entre la región interior más rica de Sudamérica y el Asia del Pacifico.

b) Una visión urbana y arquitectónica más humana, una identidad de la cual enamorarnos:

Consideramos que una identidad reconocible significa definir un conjunto de prácticas urbanas que comparte una

comunidad capaz de construir una emoción común denominada cultura local. La ciudad y su arquitectura es el medio para que esa cultura emocional se constituya en una unidad.

Es necesario entender la ciudad como un espacio generador de diversidad e igualdad social y por sobre todo con dimensión humana. Lograr un espacio urbano de alto nivel cualitativo para la vida cotidiana, como es la sustentabilidad del medio ambiente, la amabilidad de sus elementos urbanos como calles, avenidas, veredas y espacios públicos que además aseguren tiempos de desplazamientos cortos y accesibles por medios más humanos. El diseño cuidadoso del espacio público, entendido por ello las plazas y parques son el medio clave para hacer tangible el valor del tiempo libre y el lugar-espacio para compartir en familia y comunidad.

3.- Construcción de Capital Humano:

Calama requiere disminuir la actual distorsión existente derivada de un bajo nivel cultural ante un elevado nivel de ingresos. La distorsión de las relaciones humanas entre la gente de la minería y la demás población y otras distorsiones humanas propias de un campamento transitorio son a nuestro entender la interpretación a cambiar. Es decir, pasar de lo transitorio de un campamento a lo permanente de una ciudad.

El objetivo 2030 es lograr sustentabilidad humana, es por ello que el capital humano se hace necesario para la construcción de un relato para los nuevos tiempos. De esta forma, consideramos que el pensar un Calama sustentable para el 2030 parte por instalar el foco en tres puntos clave:

a) La educación de los niños y jóvenes de Calama

b) La reconversión de las competencias y habilidades de los adultos

c) La atracción de talento humano.

Para lograr los puntos anteriores es necesario construir una plataforma educacional que permita transformar a los seres humanos, instalando una infraestructura que permita desarrollar distintos programas en el ámbito de la cultura, las ciencias, el arte, de la educación técnica y el deporte como actividades transversales de la población.