Luis-Maturana.jpg
Luis-Maturana.jpg

Se necesitan trabajadores.

Desde hace un par de años, las constructoras en Arica están viviendo un fenómeno que está complicando su quehacer: la escasez de mano de obra especializada.

Y es que la mayoría de los trabajadores de nuestras empresas emigraron hacía otras regiones producto de la falta de faenas que tuvo por mucho tiempo Arica y también debido a los tentadores sueldos que ofrece la minería.

Este hecho, ha provocado que sea cada vez más complejo poder cumplir nuestros compromisos debido a la falta de personal especializado.

Por eso, como Cámara Chilena de la Construcción creemos que es oportuno comenzar a estudiar y materializar la posibilidad de poder contratar trabajadores extranjeros con fórmulas más flexibles que las que ofrece actualmente Extranjería, ya que nuestro rubro funciona con faenas –que son temporales- a diferencia de otros sectores donde se labora de forma constante.

Queremos ser claros que no se trata de un capricho de nuestro rubro en cuanto a tener mano de obra más barata ni queremos evadir el pago de las imposiciones legales. Todo lo contrario.

Hemos invertido muchos recursos realizando cursos de capacitación y especialización para aumentar la cantidad de trabajadores para nuestras empresas, pero se nos hace imposible competir con los sueldos de la minería.

Tampoco se trata de un hecho menor para la economía local. Si no tenemos trabajadores nuestras empresas terminarán desapareciendo, encareciéndose aun más la construcción, ya que las obras las tendrán que realizar empresas foráneas.

Estamos a tiempo de revertir esta situación si las autoridades ven con responsabilidad este fenómeno particular de nuestra región.

Luis Maturana Jarpa

Presidente

Delegación Regional Arica

Los trabajadores emigraron hacía otras regiones producto de la falta de faenas que tuvo por mucho tiempo Arica.