toyu%C3%B1hjkl_-_copia.jpg
toyu%C3%B1hjkl_-_copia.jpg

15% DE LA POBLACIÓN DEL GRAN VALPARAÍSO VIVE EN ENTORNOS CON CONDICIONES URBANAS “CRÍTICAS”

• Estudio “Caracterización Territorial”, presentado por la Cámara Chilena de la Construcción en la Semana de la Construcción 2021, mide las condiciones de vida urbana y evalúa cinco dimensiones clave para conocer los principales déficits urbanos que afectan a las personas de la Región del Valparaíso y de las principales ciudades del pais. Reveló que 146.854 habitantes de nuestra zona metropolitana, no cuentan con condiciones mínimas.


146.854 personas del Gran Valparaíso viven en entornos con condiciones urbanas “críticas” al evaluar en conjunto cinco dimensiones de alto impacto en su calidad de vida: infraestructura básica, equipamiento y servicios, medioambiente, vialidad y movilidad y seguridad urbana.

Así se desprende del estudio “Caracterización Territorial”, presentado hoy por la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) durante la primera jornada de la Semana de la Construcción 2021, y que revela que alrededor de 49.000 las familias de las comunas de Valparaíso, Viña del Mar, Quilpué, Villa Alemana y Concón, no cuentan con las condiciones urbanas mínimas para su calidad de vida.

Según explicó Javier Hurtado, gerente de Estudios de la CChC, “este trabajo mide las condiciones urbanas en que viven los habitantes de las 22 principales ciudades del país ya que dichas condiciones tienen un alto impacto en la calidad de vida de las personas y porque ello permite identificar los sectores en que es más urgente la acción público-privada para mejorar sus estándares”.

Marisol Cortez, presidenta de la CCC Valparaíso, en tanto, valoró la información, pues “permitirá identificar claramente las particularidades de los entornos y necesidades urbanas de la comunidad y focalizar la inversión en sectores con mayores déficits urbanos, especialmente en lo que dice relación con infraestructura social”.

“La realidad que describen estos datos sumada la voluntad y decisión expresada por las nuevas autoridades y los anhelos de la comunidad, representan una oportunidad histórica para mejorar el entorno urbano de las familias de nuestras ciudades y hacer una contribución sustantiva a su bienestar”, comentó la directiva gremial.

Y agregó que, “las nuevas autoridades son conscientes de estos problemas y vienen con programas e iniciativas importantes para superar la inequidad territorial. En este escenario, este estudio debe gatillar una acción mancomunada para atender de verdad las necesidades las personas vulnerables y la comunidad en general, haciéndonos cargo de esta deuda del Estado y haciendo que las cosas pasen”.

2.594 HECTÁREAS CRÍTICAS EN GRAN VALPARAÍSO

Los directivos explicaron que el objetivo de este estudio es aportar a un mejor entendimiento de la realidad espacial existente, para lo que se ha desarrollado un índice que identifica brechas en cuanto a las condiciones en las que se encuentra el estado urbano, a partir de un conjunto de variables agrupadas en estas cinco dimensiones.

Cabe destacar que el estudio ha sido desarrollado desde el 2015. En una primera etapa, en que la CChC trabajó con el Centro de Inteligencia Territorial de la Universidad Adolfo Ibáñez, se construyeron tres dimensiones: infraestructura básica, equipamiento y servicios y medioambiente. Y luego, esta vez con el apoyo del Observatorio de Ciudades de la Universidad Católica, se sumaron otras dos dimensiones: vialidad y movilidad y seguridad urbana.

Al aplicar estas cinco dimensiones al Gran Valparaíso se observa que 146.854 personas en sus distintas comunas, viven en sectores críticos, lo que es equivalente al 15% de su población. En total, 2.594 hectáreas de este territorio presentan condiciones urbanas “críticas”, lo representa un 11% del total de la superficie urbana de la zona.

Además, el estudio analizó la situación de la conurbación Quillota – La Calera, registrando un 18% de población viviendo con entorno con condiciones urbanas “críticas” y un 7% de su superficie urbana en dichas condiciones. Mientras que San Antonio alcanzó un 20% de población viviendo en sectores “críticos” y el 12% del territorio bajo esas condiciones.

A nivel nacional en tanto, son 2,2 millones de personas –algo más de 700.000 familias– las que viven en entornos con condiciones urbana “críticas”. Al aplicar las cinco dimensiones al Gran Santiago, se observa que 1,2 millones de personas viven en sectores críticos, equivalente al 19% de su población. Con todo, ciudades como Chillán, Osorno, Los Ángeles y Coyhaique tienen un mayor porcentaje de su población viviendo en estas condiciones.

SEGURIDAD URBANA Y MOVILIDAD

Para facilitar el acceso a esta información, la CChC habilitó una plataforma en su página (https://cchc.cl/2021/estudio-de-caracterizacion-territorial#), con dashboards que permiten a los usuarios navegar por las diferentes comunas, pudiendo acceder a datos precisos respecto de la condición en la que vive la población de las ciudades analizadas.

El desarrollo de la dimensión “Seguridad urbana” contó con el apoyo de Fundación Paz Ciudadana y considera datos de victimización, capacidad de respuesta ante delitos y ciertos aspectos que se relacionan con la vitalidad de los espacios públicos –como áreas no habitadas o cercanía a grandes equipamientos que presentan poco tránsito de personas en determinadas horas del día– que afectan la percepción de seguridad en las personas.

En el caso de la dimensión “Vialidad y movilidad”, ésta evalúa el acceso a centros de comercio y de trabajo, así como a infraestructura de transporte público y la capacidad vial. Considerando el total de las ciudades analizadas, 2,3 millones de personas viven en zonas con mayores problemas en esta dimensión, mientras que en el caso del Gran Santiago esa cifra llega a 1,1 millones de personas.

Documentos para descargar