Aravena.jpg
Aravena.jpg

Premio Aporte Urbano reconoció a los seis mejores proyectos inmobiliarios del año

05 / 12 / 18

Seis proyectos destacados en cuatro categorías fueron reconocidos este año por el Premio Aporte Urbano (PAU) 2018, iniciativa que este año impulsa la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), el Colegio de Arquitectos, la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA) y la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

El reconocimiento estuvo abierto a cualquier empresa con proyectos en Chile, las cuales, en su calidad de titular del proyecto, representaran al resto del equipo de profesionales y las compañías involucradas en la obra, tales como arquitectos, constructora, calculista, paisajista, entre otros.

El presidente de la Cámara Chilena de la Construcción, Patricio Donoso, destacó la importancia de incentivar el desarrollo de cada vez mejores proyectos inmobiliarios, que tienen en el centro su aporte al entorno urbano: “Invito a todos los actores de la industria de la construcción a seguir incentivando proyectos potentes y de calidad que efectivamente sean un aporte a las ciudades que todos queremos. Como gremio sabemos que cuando construimos viviendas también construimos ciudades y calidad de vida urbana para las personas”, destacó.

Asimismo, el ministro de Vivienda y Urbanismo, Cristián Monckeberg señaló que “Estamos muy contentos de participar en esta premiación, donde hay proyectos que promovemos desde el Minvu. Proyectos que se destacan por su aporte a la integración social, pero también contribuyen a hacer más equitativo el territorio: un mejor equipamiento y espacio público es un beneficio que sin duda cambia la vida de las personas y mejora nuestras ciudades”.

Por su parte, el presidente del Colegio de Arquitectos, Humberto Eliash, dijo que “Los proyectos ganadores representan las nuevas tendencias en materia de proyectos de densificación urbana, de integración social, innovación y sustentabilidad. Estamos muy conformes con los resultados y esperamos que inspiren a otros arquitectos a seguir con esos enfoques.

En la misma línea, para el presidente de la Asociación de Oficinas de Arquitectos (AOA), Ignacio Hernández, es relevante el aporte real que hacen iniciativas como esta al crecimiento y desarrollo armónico de la ciudad. “Si bien participamos permanentemente en la discusión del desarrollo de las urbes en las que queremos vivir, el distinguir proyectos que impactan en forma positiva al entorno permite ejemplificar cómo impactan en la calidad de vida de la ciudadanía la buena arquitectura, el buen urbanismo y los buenos proyectos. La función social e integradora de las obras ya no es solo un desafío, sino una exigencia de la ciudadanía y un deber de los arquitectos”.

En tanto, el presidente de la Asociación de Desarrolladores inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez destacó que “La calidad y diversidad de las obras premiadas este 2018 muestra que se pueden hacer buenos proyectos inmobiliarios que mejoren la vida en nuestras ciudades”. Agregó que “estamos felices de contribuir a que obras de este nivel de calidad y creatividad sean visibilizadas a través de este reconocimiento”.

Las categorías a premiar este año fueron: mejor Proyecto de Edificación en Altura (hasta 10 pisos –sobre 11 pisos), mejor Proyecto de Integración Social, premio Innovación y Sustentabilidad y mejor Proyecto de Uso Público (Edificio de Uso Público –Espacio de Uso Público).

1. El premio al mejor Proyecto de Edificación en Altura (más de 10 pisos) lo obtuvo Activa San Cristóbal, ubicado en una zona central dentro de la comuna, mientras que el ganador como el mejor Proyecto Inmobiliario de Altura (media) fue Willie Arthur 78, de Surmonte Inmobiliaria, que está situado en Santiago.

2. El premio al mejor Proyecto de Integración Social lo obtuvo el Portal La Florida, de Santiago, de la constructora Concreta S.A.

3. El premio de Innovación y Sustentabilidad se entregó al proyecto Oasis de Chañaral, de Empresa Armas.

4. El premio al mejor Proyecto de Uso Público (edificios públicos) fue entregado al Museo Regional de Aysén, un proyecto de Coyhaique, cuyo mandante es la Dirección de Arquitectura del MOP, en tanto, el premio al mejor Proyecto de Espacio de Uso Público fue para Parque y Bosque de Mitigación Dichato, cuyo mandante es el Serviu, región del Biobío.

Cristóbal Prado, director del PAU destacó que durante los años en que se ha desarrollado el Premio Aporte Urbano, siempre se han destacado proyectos de regiones. “El PAU es un reconocimiento a nivel nacional, por eso es muy importante haya proyectos destacados de todo Chile, que revelan la diversidad identitaria que nos caracteriza como país”.

Posterior a la premiación se realizó una charla del destacado arquitecto ganador del premio Pritzker 2016, Alejandro Aravena, considerado el Nobel de arquitectura.