Yerko_Villela%2C_Presidente_Comisi%C3%B3n_Miner%C3%ADa_y_Construcci%C3%B3n_CChC_Copiap%C3%B3_ok.JPG
Yerko_Villela%2C_Presidente_Comisi%C3%B3n_Miner%C3%ADa_y_Construcci%C3%B3n_CChC_Copiap%C3%B3_ok.JPG

Seguridad y prevención: A toda hora, en cada momento

07 / 07 / 22

“Estamos perdiendo 6 o 7 personas cada día”, declaró el fin de semana el Ministro de Transportes y Telecomunicaciones, Juan Carlos Muñoz, en referencia a los siniestros viales que se han vivido en nuestro país y su aumento en un 25% con respecto a 2021. Una situación lamentable y tremendamente dolorosa, pues más allá de la cifra, que en realidad es simplemente una manera de poner en perspectiva una realidad, nuestra empatía debe estar con las familias y seres queridos que nunca más podrán disfrutar de esa compañía.

Algo nos está pasando, estamos perdiendo la capacidad de asombro frente a hechos que se repiten todos los días como si fueran parte de nuestra cotidianidad. Violencia callejera, accidentes masivos, choques, incidentes caseros, uso irresponsable de celulares, calles en mal estado, instalaciones eléctricas o de gas sin mantención, manejo en estado de ebriedad, ataques a infraestructura pública como semáforos o señalizaciones… en fin, la lista sobre acciones que se ejercen desmedidamente y que pueden tener consecuencias en un otro, están mermando nuestra manera de convivir, respetándonos y cuidándonos, olvidándonos que detrás de cada persona hay una vida y una familia detrás…

En seguridad y prevención hablamos continuamente de la necesidad de ser conscientes sobre cada acción que realizamos dentro de las obras y de cómo esas acciones pueden tener una consecuencia en nuestras compañeras y compañeros, pues, como el mundo, somos parte de una eterna causalidad. Esto quiere decir que cuidarnos solos como individuos, sin considerar a nuestra comunidad laboral y entorno -vecinos, proveedores, trabajadores, jefaturas-, no tiene ningún sentido ni emocional ni práctico, sino que debemos ser parte de un todo y que en ese todo nos hacemos fuertes y nos protegemos para llegar sanos de vuelta a nuestros propios hogares.

Y este sentido sobre cuidarnos que se impulsa para fortalecer la prevención de riesgos, es decir de la incidencia y responsabilidad que tenemos en nuestro bienestar y en la de los demás, en momentos como los que nos toca vivir, marcados por una pandemia que sigue causando estragos, una crisis de seguridad y delincuencia y una evidente conflictividad social, es un desafío que podemos abordar trabajando colaborativamente teniendo en cuenta a toda hora y en cada lugar donde nos toque estar -en la calle, en el
hogar, en un parque, arriba de un vehículo, etcétera- su importancia, lo que puede ser un camino que nos puede ayudar a evitar que sigan ocurriendo situaciones que lamentar.

Como gremio nos hemos autoimpuesto la necesidad de avanzar hacia el cero accidentes laborales, una meta que desde un punto de vista ético no puede ser otra, pero incluso creemos más que eso: que la seguridad y prevención es parte de mejorar el bienestar y la calidad de vida de todas y todos quienes son parte de nuestro sector. Por lo mismo, esta forma de ver las cosas y enfrentar el día a día también debe ir más allá, practicando constantemente la empatía por quienes nos rodean, tomando en cuenta que muchas veces mis acciones pueden tener un impacto positivo o negativo en la vida de otra persona y eso es una responsabilidad que nunca tenemos que dejar de considerar.

Yerko Villela Lopizic
Presidente Comisión de Seguridad y Minería CChC Copiapó