Andrew_Trench_Fontanes_presidente_CChC_Antofagasta2.jpg
Andrew_Trench_Fontanes_presidente_CChC_Antofagasta2.jpg

Regeneración urbana

05 / 11 / 17

Hablar de regeneración urbana en Antofagasta debe apuntar hacia un propósito superior donde construir equidad y mejorar la calidad de vida urbana para sus habitantes debe estar en el centro de la discusión. De acuerdo al estudio Índice de Calidad de Vida Urbana (ICVU) presentado en mayo pasado, Antofagasta retrocedió 39 puntos desde el 2015 cuando ostentaba el lugar 11 cayendo estrepitosamente al puesto 50 este año.

Ese antecedente es un argumento para sustentar la importancia del proceso de actualización del plan regulador como instrumento de planificación territorial, el cual debiera considerar la regeneración urbana en tres dimensiones claves: renovación de áreas deterioradas, mejoramiento de áreas segregadas y densificación en zonas consolidadas. En este sentido la ciudad tiene un alto potencial en el trazado del ferrocarril y el sector del barrio industrial, que pudieran ser intervenidos para convertirlos en ejes de integración y desarrollo para Antofagasta que permita albergar infraestructura, equipamiento, áreas verdes, densificación habitacional, o incluso servir de apoyo a un sistema de transporte intermodal que garanticen un sistema urbano integrado.

En el mundo hay ejemplos de regeneración urbana no tan lejanos. Es el caso de Medellín que supo reinventarse a pesar de arrastrar un historial de violencia que tuvo su punto álgido en la década de los 90’s. Sin embargo hoy la realidad es otra gracias a la alianza público-privada y el compromiso ciudadano, que dio vida a una ciudad rebosante y con mejor calidad de vida.

Hoy Antofagasta enfrenta del desafío de transformarse en la ciudad que realmente queremos, en esa búsqueda la densificación y regeneración son claves para proveer nuevo suelo urbano concentrándose en las áreas deterioradas, pero ubicadas en sectores ya consolidados que cuentan con buenos accesos al transporte y a los servicios. A ello se suma la creación de un barrio industrial urbanizado que podría consolidarse en una plataforma logística en la ruta B-400 que brinde el soporte que necesita la minería y otras industrias productivas para así liberar terreno que pudiese destinarse a disminuir el déficit habitacional.

Andrew Trench Fontanes

Presidente CChC Antofagasta