Guillermo_Ram%C3%ADrez%2C_presidente_CChC_CPP_%282%29.jpeg
Guillermo_Ram%C3%ADrez%2C_presidente_CChC_CPP_%282%29.jpeg

Obras que mejoren la calidad de vida de la comunidad

12 / 04 / 22

Estamos viviendo -y por consiguiente experimentando en nuestra vida diaria- problemáticas importantes en la forma en que habitamos nuestras urbes, debido al crecimiento inorgánico y aumento sostenido de la población en la última década. En este sentido podríamos hablar de los atochamientos vehiculares, el aumento de tomas y déficit de viviendas, el miedo que existe en la población cuando se anuncian eventos meteorológicos de proporciones, proyectos que no logran entrar en funcionamiento, por nombrar algunos.

A pesar de los esfuerzos y avances significativos logrados por los gobiernos anteriores y deseándoles los mejores deseos en este desafío y poniéndonos a disposición como Cámara para entregar nuestro apoyo a las nuevas autoridades, las brechas en infraestructura son cada vez más visibles y afectan la calidad de vida de las personas en un contexto cambiante y dinámico que pide respuestas oportunas y colaborativas que incluya a distintos actores de nuestra sociedad.

También la planificación, en momentos donde se elaboran y discuten el nuevo plan regulador de Copiapó, Planes de Desarrollo Comunal (Pladecos) y la Estrategia Regional de Desarrollo de Atacama (Erda), jugará un rol preponderante en proyectar, identificar y dar los lineamentos -ojalá con la flexibilidad y adaptación necesarias antes nuevos escenarios- para que la ejecución de nuevos proyectos se entiendan en un todo y además se alineen y hagan cargo de las problemáticas que está viviendo la comunidad.

Vivimos momentos claves en cuanto a la toma de decisiones sobre el futuro desarrollo de nuestras ciudades y no podemos, considerando que además avanza un proceso de
descentralización que debiera otorgar mayores atribuciones a las regiones, no dar los pasos necesarios para que estas obras se concreten, tengan sentido en relación con las situaciones que afectan el día a día de las personas y finalmente mejoren su calidad de vida.

Pero lo anterior no será posible si cada uno de nosotros no ponemos nuestros conocimientos y capacidades a disposición de este relevante desafío, incluyendo a cada vez más actores para que podamos trabajar en conjunto, fomentando así la consolidación de un verdadero ecosistema regional.

Guillermo Ramírez Aceituno
Presidente CChC Copiapó