Alfonso_Sanchez_columna_9.jpg
Alfonso_Sanchez_columna_9.jpg

No retrocedamos

La pandemia no ha terminado, y luego de un primer año complejo, duro e intenso, nos somete nuevamente a periodos críticos. Sin embargo, por complejo que se vea el panorama debemos quedarnos con lo que hemos ganado, partiendo por nuestra capacidad de reacción y, sobre todo, por la experiencia adquirida.

En relación con esto último, quisiera recordar que ante la incertidumbre generada por un fenómeno desconocido, como gremio impulsamos rápidamente una serie de medidas, que estuvieron condensadas en un eficaz protocolo sanitario; herramienta que en Calama complementamos con otras exigencias de la minería, y que en conjunto entregaron como resultado al país la tan necesaria continuidad operacional y la mantención de innumerables fuentes de trabajo para las familias de nuestra provincia.

Ese aporte es indiscutible y en la medida en que lo mantengamos, seguirá siendo clave para reactivar nuestra economía. Por lo mismo hoy quisiera agradecer el compromiso conjunto del sector empresarial, y de todos los trabajadores y trabajadoras de nuestra Provincia de El Loa.

Pero, aunque las medidas se mantengan, es importante que no bajemos los brazos. Estamos adentrándonos en una nueva y compleja etapa, y ante ello debemos seguir avanzando como hasta ahora.

Ya demostramos que con responsabilidad podíamos cuidarnos. Así lo hicieron todas nuestras empresas socias locales, y las más de dos mil que aplicaron el protocolo sanitario de la CChC a nivel nacional. No obstante, la pandemia no da tregua y ahora nos exige un nuevo esfuerzo.

Para poder tomar medidas que sigan siendo eficaces, necesitamos un mayor compromiso con la reportabilidad. Por este motivo hemos instado a nuestros asociados a mantener sus registros actualizados semana a semana en nuestro portal, incluso cuando, afortunadamente, no existan nuevos casos.

Necesitamos monitorear esas tasas de contagios en obras y centros de trabajo, porque solo ellas reflejarán con sinceridad la evolución de esta crisis en la industria, permitiéndonos reaccionar con mayor agilidad. Por otra parte, estas mismas cifras permitirán que desde el sector público se sigan tomando decisiones adecuadas y conectadas con la realidad. Es fundamental que lo hagamos constantemente, para que todo lo vivido vaya quedando pronto en el pasado. Reportemos y sigamos cuidándonos. Hoy la tarea es no retroceder.