portada_1.png
portada_1.png

Daños irreparables en Contulmo

05 / 09 / 22

En la Convención de La Haya para la protección de los bienes culturales (1954), la Unesco estableció que ‘el daño a los bienes culturales de cualquier pueblo constituye un daño al patrimonio cultural de toda la humanidad’.

El pasado martes 30 nos estremeció el ataque en la comuna de Contulmo que causó graves heridas a miembros de la familia Grollmus y la quema y pérdida total del Ecomuseo Molino Grollmus.

Repudiamos este nuevo acto de violencia, sobre todo por el daño humano causado, y esperamos la pronta recuperación de los miembros de la familia afectados.

Asimismo, no podemos quedar indiferentes ante el dolor que causa la desaparición de esta obra arquitectónica, testimonio del desarrollo tecnológico y primer sistema de turbinas generador de electricidad en la zona. La comuna de Contulmo es reconocida como un enclave del patrimonio arquitectónico y diseño urbanístico desarrollado por colonos alemanes.

Es deber del Estado usar todas las herramientas jurídicas de las que dispone para proteger tanto a personas como al patrimonio cultural, velando por la aplicación de las más altas penas a quienes dañen la vida o destruyan estas obras de la arquitectura, testimonio de la historia de un país.

Detrás de cada obra conservada y de su identidad resguardada está el esfuerzo de las familias que se han encargado de mantener vivo este elemento constitutivo de nuestra historia y de nuestra cultura que, como cita la Unesco, es una contribución a la cultural mundial.

Amaya Irarrázabal, Presidenta Grupo de Trabajo de Patrimonio CChC

Bernardo Echeverría, Presidente Comisión de Ciudad y Territorio CChC