Juan_Jos%C3%A9_Aroyo_D%C3%ADaz_-_Pdte_CChC_Cpp.JPG
Juan_Jos%C3%A9_Aroyo_D%C3%ADaz_-_Pdte_CChC_Cpp.JPG

31 años apoyando el desarrollo de nuestra querida región de Atacama

07 / 08 / 18

En unos pocos días más, termina mi período como presidente de la CChC Copiapó, que se fundó en el año 1987 de forma muy modesta, en una pequeña oficina en calle Vallejos, pero con toda la pasión de los entusiastas y visionarios socios fundadores.

Desde ese entonces nuestra sede ha ido creciendo, han asumido trece presidentes regionales a los cuales les tocó enfrentar desafíos y contextos diferentes, pero cada uno ha contribuido para ir construyendo el importante rol que actualmente juega nuestro gremio en Atacama.

Tres décadas en Chile no es poco; en el ámbito político es tremendamente destacable el que nos pudimos poner de acuerdo para tener una de las transiciones más exitosas, tomada como ejemplo en distintos lugares del mundo, y en este proceso hemos sido dirigidos por gobiernos de diversas tendencias.

En el ámbito económico, claramente hemos avanzado una enormidad en estas tres décadas, un gran porcentaje de compatriotas han mejorado su situación, pero también hay que reconocer que aún persisten grandes desafíos.

Ahora bien, cada día será más difícil avanzar, ya que las medidas que deberemos tomar como sociedad serán más complejas; estudios que señalan que muchos países caen en la trampa de los ingresos medios, que no es otra cosa que distintos estamentos de la sociedad no tengan la capacidad de ponerse de acuerdo y avanzar por un camino que nos lleve al desarrollo.

En lo que respecta a Atacama, nuestro gremio se ha propuesto levantar dos grandes temas, que si bien son de suma importancia regional, no tienen la misma relevancia a nivel nacional. El generar una correcta planificación y ocupación del borde costero, que impulse el turismo y su sostenibilidad, y la concreción de obras de mitigación que den a nuestra región un carácter resiliente, deben estar siempre en la lista de las tareas críticas que como región debemos enfrentar.

En estos desafíos no sobra nadie, se deben abordar valorando las distintas miradas y cuidando lo que tenemos. El país y la región lo construimos entre todos. En este sentido, aprovecho para agradecer a quienes apoyaron y se relacionaron con esta gestión de la que sólo fui la cara visible, por lo que es justo resaltar el rol que cumplieron los vicepresidentes que me acompañaron estos dos años, Diana Vega Huerta y Carlos Aguirre Barraza.

Juan José Arroyo

Presidente CChC Copiapó