20210709_162541_%281%29.jpg
20210709_162541_%282%29.jpg

Mujeres de campamentos de Temuco se capacitaron en oficio de la construcción

09 / 07 / 21

Buscando abrirles puertas a mujeres de campamentos de Temuco para que puedan emplearse en el rubro de la construcción, es que la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) Sede Temuco, a través del “Círculo de Mujeres en Construcción”, con el apoyo de la Escuela Tecnológica de la Construcción (CChC), la Universidad Autónoma de Chile, la Fundación Soy Huella Araucanía y la Corporación de Capacitación de la Construcción OTIC CChC, realizaron un piloto de formación en una obra de la constructora Plaenge en Temuco, donde se les capacitó en técnicas de instalación de aislamiento térmico exterior para viviendas (EIFS).

Durante una semana, un grupo de siete mujeres de distintas edades conocieron por dentro el mundo de la construcción, con clases teóricas y prácticas en la misma faena bajo estrictas medidas sanitarias y de seguridad, capacitándolas para mejorar su empleabilidad y con la posibilidad de trabajar en la misma empresa.

La presidenta de la CChC Temuco, Claudia Lillo, destacó la propuesta de formación y el compromiso de las mujeres, quienes podrán incorporarse a la construcción con un trabajo formal, con acceso a la salud y beneficios sociales que mejorarán su calidad de vida y de sus familias.

“Nuestras obras pueden convertirse en espacios de aprendizaje y atender así la actual escasez de mano de obra que afecta al sector, en que la crisis abrió posibilidades para que personas que antes no estaban consideradas puedan ingresar a trabajar y aprender los distintos oficios que se requieren. En esto, la participación femenina es una enorme contribución al ambiente laboral y a la alta demanda en labores de terminaciones, por ejemplo”, comentó.

Desde el Círculo de Mujeres en Construcción CChC Temuco, su presidenta Daniela Quintana, explicó que la iniciativa buscó abrir espacios para mujeres en situación de campamentos y poder entregarles conocimientos que les permitan formar un mejor futuro. “Si bien, la formación es importante desde al ámbito de la capacitación, conocerlas y generar las confianzas para motivarlas a salir adelante y que se interesen en trabajar en la construcción, es impulsar un cambio positivo en sus vidas”, dijo, agregando que se buscará continuar con este piloto sumando a más mujeres.

Entre quienes finalizaron el curso, certificado por la ETC, está Ingrid Marinao, presidenta del campamento We Newen del sector Amanecer de Temuco, quien se mostró agradecida pues, “muchas veces nos quejamos que no tenemos preparación u oficio para conseguir trabajo y, cuando llega la oportunidad al campamento para capacitarnos, hay que tomarla, ya que nos prepara de alguna manera para buscar empleo en la construcción, donde nos dimos cuenta que no es (sector) tan machista como se cree y hay hartas posibilidades para las mujeres”, dijo Ingrid.