foto-principal-%282%29.jpg
foto-principal-%282%29.jpg

CChC Los Ángeles y Santo Tomás desarrollan un taller de huertos urbanos

22 / 11 / 21

Más de una decena de familias de Los Ángeles se vio beneficiada con esta iniciativa que apunta a entregar nuevas herramientas para compartir y desarrollar actividades saludables que mejoren el bienestar integral de las personas.

El Taller de Huertos Urbanos realizado en 3 clases, que ya tuvo su ceremonia de cierre y entrega de certificados, permitió a las esposas e hijos de los trabajadores de las empresas asociadas a la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) aprender los conceptos básicos del cultivo de hortalizas en espacios reducidos, sus cuidados, diseño y control de plagas de manera sustentable.

El proyecto fue preparado y desarrollado por el área de Recursos Naturales del Instituto Profesional y Centro de Formación Técnica de Santo Tomás Los Ángeles, de la mano del profesor Carlos Schalchli para la Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles y permitió beneficiar a más de 10 mujeres.

“Estamos felices de haber visto su participación y entusiasmo. Espero que pongan en práctica lo aprendido. Ver la semilla cómo crece es una experiencia muy enriquecedora para toda la familia”, indicó la directora del Área de Recursos Naturales, de Santo Tomás Los Ángeles, Karina Pinilla, quien luego agregó “al hacer este taller de Huertos Urbanos las asistentes no van a producir las verduras para todo el mes en su casa, pero sí va a ser algo que reúna a la familia. Donde ellas le pueden decir a los que quieren “mira esto es algo que hice con cariño, desde la semilla para ti, para ustedes”.

El bienestar integral de los trabajadores como objetivo principal y la importancia de sus familias fue la motivación que la Cámara Chilena de la Construcción Los Ángeles tenía cuando se acercó a Santo Tomás a mediados de año. Como explica Consuelo Fernández, gerenta regional de la CChC Los Ángeles, “cuando empezamos con este proyecto pensamos ‘¿Quién nos podría ayudar con esta idea loca?’ Y Santo Tomás nos recibió y aceptó el desafío que les estábamos planteando. Nosotros queríamos algo siempre pensado en las mujeres y en la familia, que después de tantos meses de cuarentena había sido tan afectada. Ellos nos ayudaron a armar el programa, pero siempre pensando en las familias, en las mujeres. Esto es un regalo para ellas”.

En la misma línea, Gerardo Escobar, presidente del Área Social de la CChC, hizo hincapié en que “para la Cámara es importante mejorar la calidad de vida de sus trabajadores, por eso nos preocupamos de ofrecer distintas alternativas para ello. Les agradezco a todas ustedes que se atrevieron a participar y esperamos que este curso haya plantado una semilla de inquietud que les permita seguir aprendiendo”.

MANOS FELICES

Conny Muñoz, esposa de un funcionario de la empresa Alcides Vidal, nos explica que “fue espectacular. Aprendimos muchas cosas buenas que sirven para los cultivos en la casa. Por ejemplo, ahora tengo tomates, acelgas y cilantro, que plantamos ahora después de terminar el curso. Hicimos la semilla e incluso trasplantamos las plantas. Me encantó, ojalá hicieran siempre porque siempre hay diferentes cosas que aprender”.

María Ahumada, esposa de funcionario de Alcides Vidal, en tanto, enfatiza que “lo que más me gustó fue trabajar con la tierra, tenerla en mis manos. Ver cómo se alimenta la tierra y echarle nutrientes, que son unas pelotitas blancas, eso fue lo que más me gustó. Trasplantar una plantita bien chiquitita y verla crecer en estos pocos días. Es muy bonito. Además, las chiquillas fueron a la pinta. Ojalá que siguiéramos con estos cursos”.

Por otro lado, Consuelo Almendras, pareja de funcionario de Electrocom, explica que “llegué por mi pareja, porque tengo una pyme que tiene que ver con terrazas, por lo tanto me sirve mucho para complementar. El profesor además tenía una paciencia enorme, que se agradece mucho”. Consuelo fue a todas las clases acompañada de su hijo Máximo Torres Almendras, quien no se demoró en agregar que “para mí fue muy bueno porque yo vendo maceteros y los hago con plantas”.

También destacando la calidad del docente Carlos Schalchli, Claudia Navea, esposa de un funcionario de Electrocom, indicó que “gracias por la invitación que nos saca de nuestra semana laboral. Al profesor, muchísimas gracias porque fue un 10 de 10. Fue todo muy bonito”.

Finalmente, Erika Mendoza, esposa de funcionario de Constructora García, fue enfática al señalar: “Yo estoy todo el día en la oficina, como Contador Auditor, por eso les agradezco mucho esta instancia de compartir al aire libre. El profesor nos ayudó a derribar algunos mitos… no fue tan largo, pero fuimos al hueso de lo que necesitábamos saber y nos entregó buenos tips. Estoy muy agradecida de todos y de las compañeras también”.