DanielHurtado.jpg
DanielHurtado.jpg

VIOLENCIA EN LA ARAUCANÍA

08 / 01 / 13

A primera hora del viernes de la semana pasada todo el país se enteró de un hecho brutal: el vil asesinato del matrimonio compuesto por Werner Luchsinger y Vivian Mackay, agricultores de la Novena Región. No existen palabras para expresar los sentimientos que provoca este cobarde atentado, aun cuando fue lo mejor que pudimos ofrecerle a los hijos de la pareja cuando el sábado les acompañamos en los funerales de sus padres: un abrazo fraterno y el compromiso de no permitir que su muerte quede en el olvido.

Con anterioridad, el mismo día viernes 4 de enero, nuestro primer vicepresidente, Jorge Mas, participó en una conferencia de prensa en conjunto con todas las ramas de la CPC, en la cual condenamos categóricamente dicho “acto de violencia extrema” y llamamos a dar una pronta y efectiva solución a la insostenible situación que se vive en aquella zona.

Este fue el mensaje que hace un par de semanas también habíamos transmitido a las máximas autoridades del país con responsabilidad directa en el tema de la violencia en La Araucanía, en el marco de una reunión multisectorial a la que fuimos convocados. Y es lo que en reiteradas oportunidades le hemos planteado directamente al propio Presidente de la República.

Nuestra preocupación por el debilitamiento del estado de derecho en la Novena Región es de larga data y, lo que es más relevante, no se queda sólo en declaraciones.

Por ejemplo, con motivo del atentado incendiario que afectó una propiedad de la familia del entonces presidente de nuestra Delegación Regional de Temuco y líder de la multigremial de la Región, Emilio Taladriz, el presidente de esa época de la CChC, Gastón Escala –en compañía del presidente de la CPC, Lorenzo Constans–, concurrió a la zona y comprometió apoyos concretos para contribuir a revertir este escenario, lo que luego nuestra Mesa Directiva Nacional ratificó e hizo extensivo al resto de la CPC.

El objetivo es que la multigremial de la Región de La Araucanía cuente con los recursos necesarios para enfrentar, a partir de una estrategia integral, las acciones de grupos violentistas claramente organizados y expertos en el propósito de infundir terror. Es la multigremial, conocedora de la realidad local, la institución llamada a articular los esfuerzos de todos.  

Hoy, a la luz de lo ocurrido el viernes pasado, volvemos a repudiar la artera cobardía de unos pocos, manifestamos nuestra solidaridad a quienes desarrollan con esfuerzo la actividad de la construcción en la Novena Región y reiteramos nuestra inquebrantable decisión de seguir siempre brindando apoyo a todos y a cada uno de nuestros socios.     

Daniel Hurtado Parot
Presidente
Cámara Chilena de la Construcción