ItaloOzzano2-250x175.jpg
ItaloOzzano2-250x175.jpg

El sello de los empresarios de la construcción

03 / 09 / 12

Los resultados de la labor social de los empresarios de la Construcción, a través de la plataforma CChC Social, se constituyen como uno de los pilares más potentes del capital reputacional, del gremio y de sus empresas. Sin lugar a dudas, al aporte que, desde la naturaleza de su labor productiva, el gremio ha hecho al desarrollo, modernización y progreso de Chile como nación, se suma con fuerza todo lo realizado, desde la perspectiva de la responsabilidad social empresarial, a la sociedad chilena en general y al bienestar y el mejoramiento de la calidad de vida de los trabajadores del sector en particular.

Como ningún otro gremio del país, los empresarios de la construcción han puesto su sello en los miles de hombres y cada vez más mujeres que han elegido este rubro no sólo para generar un sustento para sus familias, sino que saben que ser un trabajador o trabajadora de la construcción significa que sí es posible acceder a un empleo digno y de calidad, en el cual su calidad de vida y la de los que más le importan, también es una prioridad.

Desde ese punto de vista, asumir desafío de ejercer la Vicepresidencia de CChC Social significa, ciertamente, saber que hay una vara muy alta y difícil de superar, pero también que tras esas metas está la fuerza de aquellos empresarios que, aunados en la CChC, están convencidos no sólo de que su aporte es fundamental para el crecimiento del país, sino muy especialmente de su capital humano.

Así, dentro de las muchas tareas a emprender, destaca como eje fundamental el firme propósito de otorgar mejores condiciones de bienestar a los trabajadores del sector construcción, optimizando y consolidando la eficiencia del accionar de las entidades que funcionan en esa dirección, bajo el alero de CChC Social.

Y es que así como la voluntad de los empresarios de la construcción es el corazón de CChC Social, son las entidades aquellos músculos que nos permiten articularnos y coordinarnos para alcanzar nuestros objetivos. Por ello es necesario aplicar una mirada integradora entre ellas, con el objetivo de poder coordinarnos para mejorar nuestra oferta concreta de beneficios a los trabajadores en nuestras cinco áreas estratégicas: Capacitación/educación; Vivienda; Cultura y Deportes; Salud y Desarrollo Social.

Es por eso que existe el firme propósito de abrirnos a otras miradas para implementar nuevas estrategias respecto de temas tan importantes para las entidades, como por ejemplo precisar aún más la focalización de los planes habitacionales en los trabajadores de la construcción; la implementación de un trabajo conjunto entre las Entidades del área de educación; la mirada integradora en el área de salud; poner en marcha una mirada integradora en el área de capacitación, la implementación de megaproyectos integrales por área, como el plan de salud Construye Tranquilo; materializar la inclusión de los trabajadores, con una llegada directa a ellos y a sus necesidades; desarrollar informes periódicos de gestión con indicadores que nos permitan saber no sólo qué estamos haciendo, sino cómo y cuál es el real impacto social de nuestras acciones, entre muchas otras.

En todas estas acciones existe una importante e imprescindible dimensión regional, en la cual nuestras Delegaciones tendrán el privilegio de ser agentes activos de los pasos que daremos en el futuro. Contamos con ellas. Necesitamos de su aporte. Es indispensable para seguir adelante.

Desde hace mucho antes de que se acuñara el concepto, los empresarios de la construcción han sido pioneros en lo que hoy conocemos como Responsabilidad Social Empresarial. Ha sido su sello y su legado. La invitación entonces es a continuar creciendo sin descanso por este camino que nosotros mismos hemos señalado y para el cual, qué duda cabe, estamos preparados.

Ítalo Ozzano Cabezón
Vicepresidente CChC Social

Las personas saben que ser un trabajador o trabajadora de la construcción significa acceder a un empleo digno y de calidad.