PRESIDENTE_CCHC_CALAMA_CARLOS_RAM%C3%8DREZ_WEB.jpg
PRESIDENTE_CCHC_CALAMA_CARLOS_RAM%C3%8DREZ_WEB.jpg

DESTACAR LAS BUENA PRÁCTICAS

21 / 06 / 19

Como hemos visto en numerosas oportunidades, hoy se ha transformado en algo muy importante que las grandes empresas cuenten con un programa de relacionamiento con la comunidad y un plan de buenas prácticas en materia de Responsabilidad Social Empresarial.

Se trata de incorporar iniciativas que beneficien a los habitantes de la zona en la que están estas empresas emplazadas. Principalmente, estos programas buscan hacerse cargo, en alguna medida, del entorno el cual están interviniendo, incorporando el respeto por los valores éticos, las personas, las comunidades y el medio ambiente.

Muchas veces vemos que estos programas se centran en la entrega de recursos a organizaciones sociales, construir sedes a juntas de vecinos, hermoseamiento de un sector, etc. y por cierto que destacamos y valoramos estos aportes, pero no es suficiente cuando hablamos de sustentabilidad.

Pero como dice el viejo refrán: “Regala un pescado a un hombre y le darás alimento para un día. Enséñale a pescar y lo alimentarás para el resto de la vida”.

Hoy queremos destacar una iniciativa de BHP Billiton para las regiones de Tarapacá y Antofagasta, que son en las que se encuentran instaladas sus operaciones.

Se trata del Programa de Compra Local, iniciativa cuyo propósito es incentivar a las pequeñas y medianas empresas locales a establecer relaciones comerciales con BHP. El objetivo de la minera es fomentar el ingreso de manera simple, a través de una plataforma, como proveedores de bienes y servicios a las empresas de las regiones en las que desarrollan sus faenas.

Es así como las pymes de estas dos regiones han sido invitadas a inscribirse gratuitamente en la plataforma de compra local (primer gran beneficio); acceder a oportunidades de negocio en procesos competitivos (otro beneficio); y con condiciones de pago reducidas (tercer y gran beneficio).

Sin dudas este esfuerzo de BHP se puede calificar como una buena práctica, que abre posibilidades a las pymes de nuestra región para iniciar relaciones contractuales con Minera Escondida, Minera Spence y Compañía Minera Cerro Colorado y gozar de los beneficios que les significaría al ingresar a este registro de empresas locales.

La enseñanza que queda es que estas buenas prácticas son posibles de implementar y esperamos que los objetivos se logren. Ahora el desafío es que estas puedan ser imitadas por otras compañías mineras ubicadas en la zona y por los grandes consorcios que llegan a la zona en forma temporal.