LFM1_columna.jpg
LFM1_columna.jpg

El espíritu social que también nos identifica

07 / 08 / 15

El espíritu social y gremial que motivó a aquellos visionarios fundadores de la Cámara Chilena de la Construcción ha impulsado al sector a tener desde siempre un papel protagónico en el desarrollo del país.

Reafirmando ese mismo compromiso hacia sus trabajadores y familias, nuestro gremio se ha propuesto redoblar su esfuerzo para mejorar cada día la calidad de vida de sus trabajadores, su grupo familiar y también la comunidad que los acoge, responsabilidad social que se ve materializada en acciones y proyectos sociales en áreas tan importantes como es la capacitación, la salud, la vivienda, el desarrollo social, la educación y recreación. Durante este año hemos ejecutamos exitosamente varios proyectos sociales, beneficiando a casi 3 mil personas, hecho que por supuesto nos llena de orgullo como institución.

Responsables de estos resultados son las empresas socias que, a través de la participación de sus trabajadores en cada uno de los proyectos sociales promovidos, manifiestan su preocupación y compromiso con el desarrollo integral que quieren para ellos y su entorno familiar.

El sustento de estos resultados está igualmente en el profesionalismo y compromiso de los representantes de las entidades sociales que integran nuestro Comité Cámara Social, el cual conjuga adecuadamente sus conocimientos y también experiencias en beneficio de los trabajadores de la construcción de la zona y sus familias.

Como gremio esperamos seguir plasmando con acciones concretas nuestra responsabilidad social y generar cada vez más y mejores proyectos sociales que nos permitan seguir elevando la calidad de vida de quienes integran la gran familia de la construcción en la provincia El Loa.

La invitación sigue abierta para todas nuestras empresas socias para que sigan informándose y participando activamente junto a sus trabajadores y trabajadoras en cada uno de los proyectos sociales que continuaremos generando en lo que queda este año y en el siguiente, los cuales están especialmente pensados y van acorde a las necesidades de cada uno de sus beneficiarios.

Por Luis Farías Muñoz, presidente regional CChC Calama