compromiso_pro_web_puq.png
compromiso_pro_web_puq.png

Compromiso PRO: un sello que marca el inicio de una nueva forma de construir en Chile

  • La Cámara Chilena de la Construcción entrega este reconocimiento a las empresas del sector que se comprometen a cambiar su manera de trabajar en beneficio de los trabajadores, vecinos, medio ambiente, entre otros.

Durante la Semana de la Construcción 2021, la CChC presentó “Compromiso PRO”, una iniciativa inédita que el gremio impulsa con el propósito de promover un actuar respetuoso con la comunidad y con toda la cadena de valor asociada a la construcción.

“Es un gran anhelo que tiene la CChC de prácticamente toda la vida. Se ve plasmado en este compromiso que es ser el constructor considerado y comprometido con las personas. Este sello apunta a hacer que la construcción esté basada en las mejores prácticas que abarquen más allá de las dimensiones técnicas del sector, sino que se trata de un compromiso con la ciudadanía, medio ambiente, la comunidad, el valor de los trabajadores”, explica Antonio Errázuriz, presidente de la CChC.

El sello se entrega a aquellas empresas que se destacan en la industria en los Pilares de Sostenibilidad CChC: relacionamiento con la comunidad, la mitigación del impacto ambiental, la calidad de vida de los trabajadores, seguridad y salud laboral, gestión responsable de la cadena de valor y la incorporación de modelos de innovación.

Así, para obtener el sello Compromiso PRO las empresas deben cumplir una serie de prácticas más allá de las exigencias legales, las que apuntan a mejorar su relación con los trabajadores, los vecinos de las obras, las comunidades, sus proveedores y con el medio ambiente.

Esta iniciativa está inspirada en el programa Considerate Constructors Scheme del Reino Unido, que durante más de 10 años se ha dedicado a mejorar las prácticas de la construcción, intentando lograr que la actividad sea sostenible.

En Chile, el Compromiso PRO marca un hito para las buenas prácticas empresariales en el país, y está alineado al esfuerzo gremial por promover una transformación de la industria hacia prácticas más sostenibles.

De hecho, Paulina Concha, Gerenta de Sostenibilidad de la CChC, asegura que este compromiso es una manera de enfrentar el futuro de la industria: “las empresas que no se sumen no van a ser sostenibles en el tiempo. Pensar sólo en trabajar en un modelo de eficientes, ya no es suficiente. El mundo cambió y nos exige generar valor compartido”.

En tanto, el timonel de la CChC, asevera que “para ser sostenibles en el mundo de hoy y aspirar a proyectarse hacia el futuro, las empresas deben crear valor económico, sin duda, pero también tienen que ir más allá, incluso del hecho de que generan empleo y sus obras mejoran sustancialmente la calidad de vida de las personas. Tienen que hacer las cosas mejor que como las han hecho hasta ahora y tener una mirada amplia y una actitud activa ante las necesidades y anhelos de las personas, desafío frente al cual el sello Compromiso PRO será un apoyo muy relevante”, señaló Errázuriz.

Durante todo el año 2021, la CChC continuará promoviendo el sello Compromiso PRO entre las empresas socias de la institución de manera de avanzar hacia un mayor relacionamiento con la comunidad y la generación de un impacto positivo de las obras con su entorno y con los trabajadores.

Nuevas prácticas y apoyo gremial

Para postular al Compromiso PRO las empresas –sean o no socias de la CChC– deben inscribirse en www.compromisopro.cl y responder una autoevaluación que les permite identificar la situación en que se encuentran actualmente respecto de los ámbitos que considera el sello.

El Compromiso PRO evalúa el cumplimiento de prácticas como: comunicación proactiva con vecinos antes del inicio de los trabajos y mantención de un canal de comunicación permanente con ellos; gestión de ruidos, polvo y residuos más allá de las exigencias legales; cumplimiento de los plazos de pagos a proveedores y otras, relacionadas con el bienestar y la calidad de vida de sus trabajadores.

Si bien el proceso de evaluación de estas prácticas para obtener el sello es realizado por una organización externa a la CChC, la asociación gremial otorgará una asesoría a las empresas que se sometan a la evaluación para apoyarlos en el desarrollo de la certificación, especialmente en los ámbitos de nivel de relacionamiento con la comunidad o con herramientas para el manejo de residuos.

“Por ejemplo, para apoyarlas en el ámbito Comunidad y que cumplan con los nuevos estándares elaboramos un Manual de Relacionamiento Comunitario, que aspiramos a que se convierta en la guía que utilice toda la industria para orientar sus actuaciones frente a los vecinos de las obras”, explicó Concha, desde la gerencia de Socios y Desarrollo Sostenible de la CChC.

Por su parte, Errázuriz concluyó señalando que “este es el inicio de un camino. En una primera etapa, aspiramos a que muchas empresas del sector, ya sean o no socias de nuestro gremio, busquen obtener el sello Compromiso PRO y mantenerlo. Pero, en el futuro, incorporaremos nuevas y más exigentes prácticas porque, a lo que todos aspiramos, como asociación gremial y como empresarios, es a protagonizar una profunda transformación de la industria de la construcción”.

Compromiso PRO es un sello voluntario para empresas que quieran ser parte de una nueva forma de construir en base a prácticas sostenibles.

Más información en www.compromisopro.cl

2 años es la vigencia del sello Compromiso PRO, a partir de la fecha de obtención.

6 meses es el aproximado de tiempo que se demora el proceso de obtención del sello Compromiso PRO, dado que depende de los tiempos de respuesta y avances por parte de la empresa en proceso. Para el sello de obras, la duración aproximada es de 4 meses.

Las siete dimensiones que evalúa el Compromiso PRO

· Seguridad y Salud Laboral: Operar con altos estándares y no transar en la seguridad de los trabajadores.

· Proveedores y Clientes: Generar buenas prácticas en toda la cadena de valor. Clientes y proveedores son esenciales en el cumplimiento del Compromiso PRO.

· Comunidad: Hacerse cargo de los impactos generados por las operaciones de la empresa. Anticiparse y preocuparse por la comunidad.

· Medio Ambiente: Proteger y cuidar el entorno más allá de los estándares establecidos.

· Innovación y Productividad: Impulsar prácticas de gestión innovadoras que generen valor a la empresa.

· Gobernanza: Impulsar un liderazgo basado en la ética, las buenas prácticas y la transparencia, velando por la legitimidad.

· Trabajadores: Apoyar y preocuparse por los trabajadores directos e indirectos. Todos son parte del quehacer de la empresa.